Soldadura

Costuras de soldadura lisas y limpias - alta estabilidad en ambientes adversos - baño de fundición extremadamente calmo

Proceso

En la soldadura keyhole, el material se procesa con intensidades de haz muy altas. A diferencia de la soldadura por conducción térmica, en estos casos, se crea un vapor metálico además de la fundición metálica que desplaza parcialmente la fundición y conduce a la formación de un keyhole. El método se caracteriza por la alta velocidad del proceso. La zona afectada por el calor siempre está limitada, por lo que la distorsión del material es baja. Se obtiene una costura de soldadura estrecha, uniformemente estructurada con una profundidad que a menudo es superior al ancho.

Ventajas del proceso del láser de diodo

Una gran ventaja de los láseres de diodo de Laserline es el baño de fundición calmo que minimiza la cantidad de salpicaduras de metal en la pieza de trabajo y óptica láser, generando costuras de soldadura más lisas y limpias. Con un grado de protección IP54, los láseres garantizan (incluso sin sus carcasas protectoras) estabilidad del proceso en entornos de aplicación severos. Su alta eficiencia eléctrica de hasta el 50 por ciento y su robusta tecnología han hecho de los sistemas de Laserline una herramienta confiable y muy económica para la soldadura keyhole. Diseñado para operar más de 30.000 horas, los láseres son también muy duraderos y de bajo esfuerzo de mantenimiento al arranque.