Soldadura de plástico

Entrada de energía suave - sin formación de pelusa - reproducibilidad exacta

Proceso

En la soldadura por haz láser, un componente transparente a la luz del láser y uno absorbente se fusionan. Antes de ser soldadas, las uniones se posicionan y luego se presionan juntas. En el proceso de fusión real, el haz de láser atraviesa el componente transparente sin calentarlo significativamente. El componente absorbente absorbe la energía láser para que se caliente en la superficie. Esta energía se transfiere por conducción térmica a la superficie del componente transparente.   y debido a la presión de la unión existente, se genera un enlace sustancia a sustancia en ambas partes.

Ventajas del proceso de los láseres de diodo

Debido a la entrada de energía local del láser de diodo, el plástico se calienta muy rápidamente y calienta suavemente el material en la zona de la unión, dando como resultado una fundición homogénea sin formar pelusa por fricción seca. Los sistemas de monitoreo de temperatura pueden registrar el proceso de soldadura y transferir el resultado a un sistema de control de nivel superior. Los cambios funcionales del componente o las nuevas ideas de diseño para el contorno de soldadura se pueden programar con flexibilidad. El láser protege especialmente los componentes internos y sensibles a las vibraciones o los electrodos complejos contra los daños causados ​​por la entrada de calor sin contacto. La distribución de energía uniforme en el foco del láser funde la unión soldada sin sobrecalentar el material y evita la formación de poros.