La plataforma LDF - proyectándose al futuro

Con la serie LDF, Laserline define los puntos de referencia para láseres de diodo de alta potencia. Incluso los dispositivos de más de 20kW de potencia láser se colocan en ruedas resistentes que permiten que un solo empleado mueva el láser a diferentes sitios para la puesta en marcha en la producción: un beneficio único. Lo que se necesita es electricidad, agua y fibra óptica... y el láser está listo para ser usado en el nuevo sitio. Gracias al desarrollo permanente de nuestra comprobada tecnología de enfriamiento de diodos activos, la familia de sistemas se optimiza a niveles de potencia de multikilovatios, incluso con altas calidades de haz: 7 kW por medio de una fibra de 600 μm a NA 0,1 en una configuración de sistema compacto en un área de menos de un metro cuadrado.

El concepto modular otorga máxima flexibilidad

Ya sea las interfaces de alimentación, enfriamiento o del sistema, la serie LDF puede configurarse individualmente y adaptarse a los requisitos cambiantes. Los sistemas están disponibles con un sistema de enfriamiento interno o externo del tipo agua / agua o agua / aire. Con estos enfriadores de Laserline, perfectamente alineados con la línea de productos y totalmente integrados al sistema de control, los láseres de alta potencia pueden ser operados permanentemente en la producción con un bajo requisito de espacio. A través de la conexión en red interna de todos los componentes del sistema, es posible diagnosticar el mal funcionamiento en tiempo real y resolverlo de inmediato.

Nuevo punto de referencia en cuanto a potencia y funcionalidad

Con una eficiencia eléctrica de hasta el 50 por ciento, la serie LDF también está a la vanguardia en lo que respecta a eficiencia técnica. Su funcionalidad no deja nada librado al azar: debido a la unidad de operación móvil de conexión en caliente, los láseres LDF pueden ser monitoreados y controlados de forma flexible incluso remotamente. Las áreas de conexión y las interfaces son fácilmente accesibles mediante una campana extraíble. Los componentes del sistema se pueden intercambiar fácilmente. De esta manera, la producción no se detiene.

El control inteligente del sistema marca la diferencia

Una red Ethernet industrial de última generación combina los componentes del sistema y las interfaces con la unidad de control central, que supervisa todo el proceso en tiempo real. Una interfaz OPC-UA crea los requisitos previos para una comunicación de datos vertical y horizontal independiente de la plataforma. Permite la integración de los láseres en arquitecturas de sistemas modernos. Toda la información está disponible en cualquier momento: en el panel de control móvil directamente en el láser, a través de la conexión de red en un centro de control o con acceso remoto seguro.