Soldadura de reparación

Revestimientos sólidos nuevos -soldadura de alta calidad - bajos costos de producción

Proceso

Similar al revestimiento inicial, la soldadura de reparación también puede realizarse como cladding con aporte alambre o polvo. Antes de procesar el material, en primer lugar, se retira el revestimiento desgastado y se limpia la superficie de la pieza de trabajo. El siguiente proceso es, en gran parte, igual al del cladding. Es decir, el haz del láser crea un baño de fundición en la superficie de la pieza de trabajo a la que se añade simultáneamente alambre o polvo, que luego se funde con el láser. De este modo, en un corto periodo de tiempo, se pueden obtener nuevos recubrimientos o reparaciones de fisuras muy sólidas, en los que el material aplicado se enlaza metalúrgicamente con el material básico.

Ventajas del proceso de los láseres de diodo

Con el láser de diodo, es posible reparar herramientas gastadas u otros componentes o refaccionarlos con una capa de recubrimiento. En primer lugar, el contorno se prepara mecánicamente y luego se añade el material básico o un metal más duro en forma de polvo o alambre con ayuda del láser. Ejemplos de aplicaciones exitosas incluyen la reparación de rodamientos y ejes, asientos de válvulas y álabes.

La distribución homogénea de la intensidad en el haz de láser de diodo (perfil de haz top hat) genera baños fundidos especiales. Esto favorece a la creación de superficies de alta calidad que sólo necesitan ser post-procesadas en menor medida. Además, en situaciones de reparación logísticamente complejas, el diseño compacto de la movilidad de los láseres resulta ser muy ventajoso.