Fabricación aditiva

Control del proceso calmo-capas de material libre de fisuras y homogéneo-  óptima eficiencia

Proceso

La principal herramienta para la fabricación aditiva es un cabezal de impresión móvil, que contiene principalmente un láser, una boquilla para el polvo metálico o una guía para el alambre. El cabezal de impresión se mueve sobre una plataforma de construcción, donde se añade el polvo metálico o el alambre, y luego se funde con la ayuda del haz del láser. Con el enfriamiento del material y el cladding de la capa de material siguiente, se crea el componente requerido paso a paso y estrictamente de acuerdo a lo estipulado en el plano de construcción tridimensional. En última instancia, el principio técnico es el del cladding con láser.   con la única diferencia de las formas tridimensionales que se crean.

Ventajas del proceso de los láseres de diodo

Los perfiles de haz top-hat de los láseres de diodo de Laserline crean baños de fundición muy regulares que permiten un control del proceso calmo que genera capas de material homogéneas y libres de fisuras.