De la visión a la innovación

Con más de 4.000 instalaciones, los láseres de diodo de Laserline se encuentran entre las fuentes de haz más exitosas para aplicaciones industriales en un amplio rango de kilovatios.  

Láser de diodo de alta potencia para la industria

Laserline fue fundada por el Dr. Christoph Ullmann y el Ing. Diplomado Volker Krause en 1997. Estos dos pioneros de la tecnología estaban convencidos de que era posible desarrollar una fuente de haz alternativa para el procesamiento industrial de materiales con láser en base a un láser conocido desde 1960: el láser de diodo. Inicialmente, el proyecto apenas se tomó en serio: el uso de un solo diodo parecía ser ineficiente para ser considerado un componente adecuado para un láser industrial. No obstante, Ullmann y Krause estaban en lo cierto: en unos pocos años, esta idea inicialmente despreciada se convirtió en una herramienta innovadora que conquistó innumerables ramas de la industria. En su mayoría, gracias al trabajo pionero de Laserline, los láseres de diodo de alta potencia se han establecidos con firmeza en numerosas plantas de producción, convirtiendo a la compañía en el epítome de esta tecnología.

Desarrollador y fabricante líder internacional

En la actualidad, Laserline es el principal fabricante y desarrollador internacional de láseres de diodo para aplicaciones industriales. Con cerca de 4.000 fuentes de haz distribuidas en todo el mundo, Laserline es, sin lugar a dudas, uno de los más exitosos proveedores de láseres para la industria. Inicialmente emplazada en el Centro Tecnológico de Coblenza, la compañía posee desde el año 2002 más de       15.000 m² de amplias instalaciones en Mülheim-Kärlich, donde plantas de producción de última generación y laboratorios de desarrollo cumplen con todos los requisitos para alcanzar avances exitosos sustentables. Actualmente Laserline emplea a más de 300 personas y cuenta con filiales internacionales en EE. UU., Brasil, Japón, China y Corea del Sur, así como socios comerciales en Europa (Francia, Italia, Reino Unido) y en la región de Asia-Pacífico (India, Taiwán, Australia).

Una filosofía bien definida como base para el éxito

La responsable de la historia de éxitos de Laserline es la clara filosofía de esta compañía que cuenta con un crecimiento orgánico sustentable y se centra en tres principios fundamentales. En primer lugar, mejorar constantemente la potencia y la calidad del haz de los láseres de diodo, aceptando únicamente los límites físicos. En segundo lugar, ofrecer a los clientes de la industria, láseres compactos de alta potencia y alta eficiencia energética y que funcionan con confiabilidad incluso en condiciones adversas. Y, en tercer lugar, la voluntad de proveer soluciones láser a medida para aplicaciones específicas del cliente, incluyendo componentes y servicios complementarios.

Potente - compacto - individual

Los láseres surgen a partir de esta filosofía, ofreciendo hoy en día hasta 25 kW de potencia estándar, siendo capaces de alcanzar una alta eficiencia inusual de casi el 50 por ciento. Mientras tanto, en el rango de potencia de hasta 4 kW, se encuentran los transformadores de láser con un haz de alta potencia de hasta 4 mm mrad. Los láseres de diodo de Laserline son duraderos, requieren bajo mantenimiento y son compactos gracias a una innovadora tecnología de enfriamiento del diodo y están disponibles incluso en 19" integrable en racks. Además, se crean diseños láser personalizados, fabricados y probados detenidamente en nuestro laboratorio de aplicaciones. Componentes adicionales tales como ópticas de procesamiento, escáneres, interruptores de haz y sistemas de monitoreo completan la creciente cartera de productos de Laserline. Se ofrecen asimismo cursos de capacitación y de mantenimiento y servicio a los usuarios. En caso de falla en el funcionamiento, se dispone de una línea telefónica directa y teleservicio 24/7 para el diagnóstico y mantenimiento remoto.

Amplio campo de aplicación

Los campos de aplicación típicos de los láseres de diodo de Laserline son usos industriales clásicos para el procesamiento de materiales como soldadura, soldadura fuerte, endurecimiento, ablandamiento y realización o reparación de recubrimientos. Asimismo, los láseres de diodo de Laserline pueden aplicarse para la soldadura de plástico así como en los nuevos procesos de fabricación, tal como la fabricación aditiva (impresión de metal en 3-D) o la soldadura de compuestos de fibra. Los usuarios pertenecen esencialmente a la industria automotriz o de ingeniería, y a la fabricación de herramientas y moldes. También, en lo que respecta, a la industria aeroespacial y pesada, muchas empresas cuentan hoy con los productos de Laserline.